miércoles, 14 de noviembre de 2012

 

 

                     Fauna de Colombia

 
 
 
IMPORTANCIA DE LA FAUNA EN COLOMBIA.    Fauna de Colombia o fauna colombiana, es conjunto de especies animales que habitan en la República de Colombia.
Al ser un país del trópico ubicado en la zona del ecuador, Colombia tiene una gran representación de grupos taxonómicos en fauna y flora típica del área, a la que se suman variedades de migraciones de fauna desde distintas partes del planeta, por la variedad de ecosistemas.[1] Colombia posee el 44.25% de los páramos sudamericanos, siendo así, uno de los países con mayores áreas húmedas y con alta fluidez de ríos a lo largo y ancho del país a nivel mundial. Colombia presenta biomas de páramo, selva (Amazonia, selva del Pacífico, vegetación herbácea arbustiva de cerros amazónicos, bosques bajos y catingales amazónicos, sabanas llaneras, matorrales xerofíticos y desiertos, bosques aluviales, bosques húmedos tropicales, bosques de manglar, bosques y vegetación de pantano, las sabanas del Caribe y los Llanos, bosques andinos y bosques secos o subhúmedos tropicales.
 

Estrategias para la conservación de la fauna colombiana

 

Colombia cuenta con una posición privilegiada al poseer numerosas especies de fauna silvestre que constituyen uno de los componentes de mayor significado en el patrimonio natural del país.

De hecho, los 38 millones de colombianos compartimos el territorio con un número significativo de especies de fauna silvestre, lo cual nos ubica a nivel mundial en el primer lugar en cuanto a aves, el segundo lugar en materia de anfibios y en el tercer lugar con relación a primates, reptiles y mariposas.

La gran posibilidad de mantener esta riqueza motiva la necesidad de generar las condiciones que nos permitan el reconocimiento de su extraordinario valor y promuevan su uso sostenible como estrategia de conservación para el beneficio de las actuales y futuras generaciones.

Uso sostenible del recurso

Trabajar hacia el logro de la sostenibilidad en el uso de la fauna silvestre significa preparar un escenario adecuado para el aprovechamiento de la oferta natural del recurso, sin detrimento de los derechos de las generaciones futuras.

En este sentido, requiere acciones que permitan incorporar el uso sostenible del recurso en la producción agropecuaria y en la economía campesina. Para tal efecto, se busca promover la identificación de especies promisorias, el fortalecimiento de iniciativas comunitarias, la evaluación de la oferta ambiental y la implementación de mecanismos de transferencia tecnológica, entre otros, tendientes a desarrollar e implementar formas alternativas de aprovechamiento sostenible del recurso, tanto activas (cría en cautiverio, rancheo, cosecha directa), como pasivas(ecoturismo, observación).

Igualmente, una de las metas de la estrategia es que las actividades que se relacionan con el mantenimiento de ejemplares de fauna silvestre fuera de su hábitat natural, bien sean ellas con fines comerciales, de investigación, recreativos y/o educativos, sean objeto de atención con el propósito de intensificar su valor en términos de generación de beneficios y de conservación del recurso.

En este contexto, se pretende desarrollar un mecanismo para disminuir el uso no sostenible del recurso, mediante acciones dirigidas al control del tráfico ilegal, a la adopción de alternativas productivas sostenibles y al manejo adecuado de ejemplares y productos decomisados.

Recuperación y manejo de poblaciones silvestres

Como base fundamental para la toma de decisiones se plantea generar e integrar criterios en los procesos de zonificación y ordenamiento ambiental del territorio nacional, de tal manera que se garanticen la conservación y manejo de la fauna silvestre.

Con este propósito, se busca promover la evaluación y monitoreo de las poblaciones silvestres, la identificación de patrones biogeográficos y la generación de otros elementos de análisis, así como el almacenamiento, procesamiento y análisis de la información a partir de la implementación de sistemas de información y el desarrollo de mecanismos de coordinación interinstitucional e intersectorial.

Así mismo, con el propósito de identificar y categorizar las especies amenazadas, la estrategia se orienta al desarrollo de actividades que en el orden regional y nacional garanticen la recuperación de dichas especies, particularmente de aquellas en estado crítico.

La implementación de acciones requeridas para la conservación y uso adecuado de la fauna silvestre requiere del fortalecimiento permanente de instrumentos y mecanismos para la gestión a nivel local, regional y nacional. En este contexto, esta estrategia busca avanzar en los siguientes temas:

Consolidación del conocimiento sobre la fauna silvestre y fortalecimiento de la capacidad investigativa en el país, como bases fundamentales para la toma de decisiones, valoración del recurso, fortalecimiento de la capacidad de negociación y desarrollo científico y tecnológico.

Transferencia permanente de la información, tanto aquella derivada de la investigación científica como de la obtenida a partir del conocimiento tradicional y de procesos administrativos, entre la fuente y los receptores o usuarios de la misma, bajo un marco de concertación que facilite su acopio, validación, actualización, organización, evaluación e integración como apoyo a la gestión en diversos campos.

Socialización en torno a la importancia de conservar, manejar y usar apropiadamente la fauna silvestre a través de la educación, sensibilización, concientización y divulgación oportuna de la información, en los diversos sectores de la población.

Captación e internalización de beneficios derivados del aprovechamiento del recurso, como apoyo al desarrollo de instrumentos económicos y financieros para el fomento y conservación de la fauna silvestre.

Cumplimiento de obligaciones y compromisos asumidos a nivel internacional para la conservación de la fauna silvestre y adopción de nuevos acuerdos y demás estrategias de cooperación que apoyen la gestión.

Instrumentos de apoyo

Con el fin de generar las condiciones administrativas para apoyar la implementación de acciones para la conservación del recurso, esta estrategia busca ajustar y actualizar el marco normativo que sustenta el manejo y la administración de la fauna silvestre e impactar la formulación y reglamentación de normas cuya aplicación afecta directa o indirectamente el recurso.

Adicionalmente, se pretende también desarrollar el mecanismo que facilite la coordinación interinstitucional e intersectorial requerida para el seguimiento y retroalimentación de la gestión, así como avanzar en la participación de la sociedad civil, con base en los lineamientos definidos en materia de participación social en la gestión ambiental, como factor decisivo para garantizar la protección y el uso sostenible de la fauna silvestre.

Modernización de la gestión

Además de su innegable importancia como elemento fundamental para la permanencia y dinámica de los sistemas naturales, la fauna silvestre ha representado y representa hoy en día un importante recurso para los colombianos, en términos del aporte nutricional requerido para la supervivencia de las comunidades rurales, y como base importante en la generación de diversos beneficios y divisas para el país.

Infortunadamente, este recurso se ve severamente afectado por un sinnúmero de actividades y factores propios de modelos de desarrollo que no concilian el beneficio económico con la conservación de los recursos naturales renovables en los cuales éste se sustenta.

Las formas productivas insostenibles, la indiscriminada extracción para atender la demanda del mercado ilegal, el inadecuado manejo de los recursos pesqueros, la pérdida y fragmentación de hábitats como resultado de la contaminación y del avance de la frontera agrícola, la proliferación de cultivos ilícitos, la introducción de especies foráneas y/o transplante de especies nativas, son factores que día a día amenazan la supervivencia de numerosas especies.

Frente a este panorama, el Consejo Nacional Ambiental, del cual hacen parte autoridades gubernamentales, gremios de la producción, empresas del sector privado, representantes de diversos grupos de la sociedad civil y organizaciones ambientales no gubernamentales, entre otros, acogió el establecimiento de una serie de estrategias para la conservación de nuestra fauna.
 
IMAGENES DE LA FAUNA DE COLOMBIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada